viernes, 20 de octubre de 2006

Humor (o tristeza)

Estados Unidos siempre se ha caracterizado por ser el primer país que incluyó en su constitución los irrenunciables derechos humanos o garantías individuales. Con una constitución tan obsoleta como la mexicana, esta nación denominada como "el país libre y justiciero" se pasa por el arco del triunfo las garantías individuales que con orgullo presumen desde la redacción de sus federalist papers.

El próximo mes de noviembre habrán de celebrarse elecciones legislativas en el país promotor del free world. En las cuales el presidente Bush -obviamente- metera la cuchara para mantener el control del congreso -¡claro!, ¿o pensaron que únicamente pasa en México?- "green-go".
Nuevamente, el presidente Bush aplica la política del miedo y reformas con tintes electorales para que su partido -el republicano- no pierda fuerza en la legislatura. Recordemos que Estados Unidos mantiene un bipartidismo, por lo cual el Partido Demócrata es el único beneficiado de la desastroza administración Bush y su economía bélica que necesita inventar guerras para reactivar la industria del armamento y dotar de un mayor presupuesto -todavía- a sus fuerzas armadas. La construcción del famoso muro fronterizo es una obra electorera para que el electorado estadounidense vuelva otorgarle el voto al Partido Republicano tal y como ocurrió en la pasada reelección de Bush.

Luego le sigo...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario