jueves, 5 de octubre de 2006

Mesiánicos

Bush se aferra: aunque me quede solo con mi perro Barney, seguiré con nuestro ejército en Irak. López Obrador se aferra: aunque me quede solo, seguiré en la resistencia contra el espurio. Ahí están. Igual de mesiánicos ambos. Negados para ver la realidad. Qué nivel. Bush, a años luz de su padre George. Y López muy lejos de su padre Cuauhtémoc.

La Esquina/La Crónica de Hoy, Diario de Circulación Nacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario