martes, 28 de noviembre de 2006

No estaba muerto, andaba de... ¡bah!

Por cuestiones laborales, escolares y extraterrestres no habia posteado aquí y en el blog de El Sendero del Mesías. Lo peor que sucedió en todo este tiempo fue la muerte de un gran periodista: Jesús Blancornelas, quien tenia en su poder un arma poderosa: una pluma. Despues del atentado que sufrió en 1997, tenia protección por parte del Ejercito Mexicano.

Blancornelas usó todo el poder de su pluma en contra del narcotráfico y su eterno protector: el gobierno mexicano. Pero no hay que generalizar, porque no todos los funcionarios, policías y militares son corruptos. Aunque sin la protección oficial, el narcotráfico no tiene crecimiento. Lo que debería ocurrir sería una despenalización de ciertas drogas, por ejemplo la mariguana; pero el clero y la clase conservadora pondría un grito en el cielo para evitarlo.

Descanse en paz Jesús Blancornelas, ejemplo del periodismo valiente.

1 comentario:

  1. Asi es que mal por el periodismo mundial por que asi lo era yo asiduo al semanario zeta!! salu2 y tmb te invito al futblog,para que festejes el triunfo de las chivas.
    http://futgoleo.blogspot.com

    ResponderEliminar