jueves, 11 de abril de 2013

Reforma Educativa Nacional: A lo que se oponen en Guerrero

El martes 11 de diciembre del 2012 fue presentada por el titular del Poder Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, una de las reformas más esperadas en México desde hace décadas, la reforma educativa. Este proyecto de decreto, que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de educación, contempla elementos que podrían marcar un antes y un después para el desarrollo económico, social y político de este país. 

Veamos en qué consiste


Es evidente que en la última década, México ha mostrado un considerable progreso en materia de cobertura educativa y que actualmente casi todos los niños de esta nación, con edad entre 5 y 14 años, van a la escuela. Además, debe reconocerse que año con año se intensifican los esfuerzos para incrementar el índice de eficiencia terminal en el nivel de enseñanza media y superior. Pero falta mucho por avanzar, y precisamente en ello se centra la reforma educativa presentada por el presidente Peña Nieto.



Primero: Se pretende crear el Sistema de Servicio Profesional Docente, el cual estará integrado por concursos de ingresos para docentes y para la promoción a cargos con funciones de dirección y de supervisión en la educación básica y media superior. Con dicha creación se estarían fijando los términos para el ingreso, la promoción y la permanencia en el servicio. Los criterios para determinar la promoción o el sistema de reconocimientos corresponderán exclusivamente al mérito y a la preparación de cada maestro. Como se sabe, este esquema hoy es manejado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), mismo que determina plazas, salarios, cargos, etcétera. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) tendrá atribuciones para evaluar el desempeño y resultados del Sistema Educativo Nacional. Para esto, la reforma busca dotarlo de autonomía constitucional –como sucede con Banxico, Inegi o el IFE- y con ello otorgarle facultades para diseñar y realizar los cambios necesarios que vaya requiriendo el sistema educativo. Se buscará que el INEE esté formado por personas con reconocida capacidad y que sea un cuerpo colegiado el que realice la selección de estas, aunque el presidente de la junta de gobierno del INEE será propuesto ante el Senado de la República por el titular del Poder Ejecutivo nacional.

Segundo: Se busca que la evaluación magisterial, en primer lugar, no sea potestativa o voluntaria, sino obligatoria para todos los maestros; segundo, que la evaluación no sea pactable; y tercero, que tenga consecuencias jurídicas, es decir, el maestro que repruebe la evaluación se tendrá que ir. Hay que recordar que en la última evaluación nacional reprobó el 75 por ciento de los maestros. 

Tercero: Se crean las escuelas dignas y escuelas de tiempo completo con criterios de calidad, equidad y autonomía de gestión de las escuelas, es decir, se busca darle a cada escuela, los medios necesarios para que cada director haga las mejoras de infraestructura, compre los materiales didácticos, equipe a las escuelas, etcétera.

Cuarto: Se crea el Sistema de Información y Gestión Educativa. Este tiene como propósito realizar un censo de escuelas, profesores y alumnos, con el fin de corroborar datos, porque por increíble que parezca no se sabe con exactitud cuántas escuelas, alumnos, o maestros hay en el sistema educativo mexicano.

Quinto: Se quiere impulsar el suministro de alimentos nutritivos y prohibir la comida que no favorezca a la salud de los educandos. Los alimentos que se proveerán tendrán que cumplir con las normas oficiales de la Secretaría de Salud. Además, por mandato constitucional se busca prohibir la comida 'chatarra'. Sin duda, una vez aprobada, esta será una de las más grandes e históricas reformas en México.

Los mexicanos creemos en lo que menos entendemos y en temas de finanzas, economía y leyes estamos en pañales. Por eso quiero compartirles en qué consiste la Reforma Educativa, pues no se quiere ver o no se quiere entender:

La Reforma Educativa NO PRIVATIZARÁ el Sector Educativo

La Evaluación para los Docentes no consiste en un "examen" o "cuestionario" de conocimientos al final de cada ciclo escolar, sino en distintas variables: asistencia al trabajo, méritos, desempeño, exámenes psicológicos y clínicos (antidoping), etc. Los docentes que no cumplan el promedio de esas variables, tendrían consecuencias jurídicas respecto a su permanencia en el servicio docente.

Con la Reforma Educativa, la SEP le quitará al SNTE el poder sobre las plazas

La SEP presentó a los partidos del Pacto por México una iniciativa de ley que le arrebataría al SNTE el poder que actualmente tiene sobre las plazas docentes.

De acuerdo con esa iniciativa, las comisiones mixtas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el sindicato, que determinaban el ingreso, promoción y reconocimiento de los maestros, desaparecerán del servicio educativo a nivel nacional, con lo que el SNTE será reducido a simple observador de los procesos.

En vez de ese esquema, ahora la SEP fijará los estándares de desempeño para los maestros.

Muchos comisionados del SNTE-CETEG llevan más de 20 años sin pisar un aula, pues están comisionados para cuestiones políticas-sindicales; a eso le temen, a perder sus privilegios:

Continuar heredando las plazas (venderlas)

Que la Comisión Mixta SNTE-Secretaría Educación Guerrero sea la que otorgue los puestos de subdirector, director, supervisor y jefe de enseñanza (contrario a la Reforma Nacional Educativa)

En Guerrero existen más de 12 mil docentes comisionados.

(SNTE-CETEG y en áreas de la Secretaría de Educación Guerrero)

Hay 500 profesores que cobran $50 mil mensuales sin dar clases. 
(plazas de Jefes de Enseñanza)


La propia SEP, que hizo cálculos sin tener datos duros durante la gestión de José Ángel Villalobos, precisó que en el país hay 12 mil 928 profesores comisionados cobrando su sueldo.

A su vez la Organización Mexicanos Primero estima que hasta noviembre de este año hay 22 mil 353 maestros “aviadores”.





2 comentarios:

  1. Hola buen día, mi opinión es la siguiente, las razones principales por las que se opone el magisterio de Guerrero, Michoacan, Oaxaca y Chiapas a la reforma educativa, es porque esta es, antidemocrática, centralista, pro-empresarial, ambigua, deficiente e impositiva. Respecto a la evaluación estandarizada, con conocimientos y respuestas uniformes considero que hay realidades distintas en los sectores de la población, por lo cual, no resulta aplicable. Esta modificación constitucional promueve la privatización de la educación pública por medio de la “autonomía de gestión” esto significa que los padres de familia se harán cargo del mantenimiento de los instalaciones escolares. Afecta también los derechos de los docentes, la organización del trabajo y relaciones con el patrón. La propuesta alternativa de los maestros pretende que las generaciones futuras que posean un pensamiento crítico, con un carácter humanista, democrático y ecológico.

    ResponderEliminar
  2. La privatización de la educación está en manos de docentes que heredan/venden la plaza cómo si se tratara de unas placas de taxi.

    Al parecer no comprendiste el post o no leíste detenidamente, la reforma educativa ni privatiza la educación, ni lesiona los derechos de los docentes.

    ResponderEliminar