domingo, 3 de septiembre de 2006

Mi primer clase

En las clases aprendimos a estructurar y escribir correctamente: el informe, el ensayo, la monografía, la descripción (científica, literaria e informativa), la narración (científica, literaria e informativa), la convocatoria, la reseña, la correspondencia profesional, el resumen, la circular, la tesis. Así como también la preparación de las entrevistas en sus diferentes modalidades, las cuales son: entrevista simple, entrevista frente a un jurado, entrevista en cadena, entrevista ambulante y entrevista en grupo.

¿Y la gramática?, pocas personas utilizan este vocablo. El lenguaje se inventó porque había una necesidad de comunicación entre unos y otros. La mejor forma de respetar el lenguaje es escribiéndolo correctamente.

Repasé muchas cosas que sinceramente olvidé. Como los parónimos, homófonos, palabras agudas, graves, esdrújulas y sobreesdrújulas.

Lo mejor de la clase fue leer treinta cuentos del gran Juan José Arreola y hacer un resumen de cada uno de ellos. Lo mas extraño que nos pidió el profesor fue hacer un ensayo de la obra El Laberinto de la Soledad, del gran Octavio Paz. Era un ensayo de un ensayo –el de Paz-, pero fue muy práctico… ¡HASTA QUE COMPRENDÍ ESA OBRA!, jajajajaja es broma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario