domingo, 24 de julio de 2011

Regreso a la Inocencia...

Recuerdo cuanto me gustaba estar conmigo mismo, no depender de nadie fuera de mi familia para sentirme apreciado, valorado... querido; sin avisar, la soledad se mudó de mi vida, llevándose a mi única compañía: a mi mismo.

Temeroso por caminar entre los caminos grises, buscaba cobijo, buscaba calor; cayendo una y otra vez entre los charcos, por aventurarme a correr en vez de caminar con paciencia.

No soy temeroso, tampoco soy orgulloso; no doy mi brazo a torcer, es mi naturaleza ser así. Se llorar, se reir, se querer, se amar; todo lo he decidido, nadie más tiene culpa de mis estados sentimentales.

Nunca me he preocupado por lo que digan los demás, tampoco soy hombre al que la vida le vale un carajo.

Nunca me cansaré de repetirlo: Ama y Enamorate como la primera vez.

Sigo caminando, buscándome, regresando a la inocencia...


2 comentarios:

  1. No dudes de ti cree en todo y en todos. Cambia muchas veces de opinión, piensa sólo en lo que te hace sonreír y no dudes de nada. Si hoy cambias de opinión no es que dudes, es que has aprendido que hay opciones.

    Sigue escribiendo, siempre me es grato leerte. SALUDOS!

    ResponderEliminar
  2. Mis caminos son extremos...

    Gracias por leerme, saludos!

    ResponderEliminar