sábado, 16 de julio de 2011

Sin título

Pocas cosas me hacen enojar, no guardo rencores y tampoco soy orgulloso. No soy un super héroe, soy un ser humano que le gusta expresar lo que siente y piensa. Sin embargo, mi talón de aquiles, mi kriptonita: es la indiferencia.

Si gustas verme sumido en el abismo mental puedes hacer lo siguente:

Establece un vínculo afectivo conmigo, déjate querer y de pronto, de la nada, ignorame, haz de cuenta que no existo, que nunca hemos escrito una historia juntos.

La tristeza será proporcional a la importancia del prójimo; por eso debemos tomarnos las cosas de quienes vienen.

Lo que puedes hacer es crear una barrera entre quienes te rodean y tu humanidad; Un muro que seas capaz de derrumbar, sin dejar escombros que puedan lástimar a quienes permitas pasar a tu vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario